Anoche...

Anoche se me ha perdido
en la arena de la playa
un recuerdo
dorado, viejo y menudo
como un granito de arena.
¡Paciencia! La noche es corta.
Iré a buscarlo mañana...
Pero tengo miedo de esos
remolinos nocherniegos
que se llevan en su grupa
—¡Dios sabe adónde!— la arena
menudita de la playa.

Pedro Salinas

1 comentarios:

CAROLINA dijo...

vecinillo..como vamos de a poco desnudandonos..ahora se ke tienes un nombre...por un momento crei que te llamabas socrates!!!..ajaj
ese texto lo lei hace poco y hace bien...la vida no es tan injusta como uno cree...
saludos

carolina

Simpleza y Libertad...