Pequeños Hallazgos


Nietzsche decía que desde que dejó de buscar dominaba el arte de encontrar. Muy sabio el vigoton, por mi parte hace algún tiempo que vengo aplicando esta filosofía a mis días, me cansé de buscar y no encontrar, ahora me maravillo con cada encuentro que no he buscado.

El hecho es que me encanta encontrar cosas, objetos o sujetos -objetos sobretodo, los sujetos son más despreciables-. Esta semana me tocaron dos encuentros, hallazgos que para muchos no tienen gran valor, pero que para mi son pequeños tesoros.

El primero de los Hallazgos se produjo en la feria de las pulgas de la Av. Uruguay en este viejo Almendral, notaran por mi estilo que soi un cliente frecuente de esas ferias... me encantan, son entretenidas, se encuentra de todo, hasta lo que nunca pensamos que se podía vender. Supongo que me gusta porque me gustan las sorpresas, y más de una vez me han sorprendido, imagínense que no soi un joven fácil de sorprender, al contrario, cada día hay menos cosas que me llamen la atención, sobretodo si ese algo tiene pies y manos y puede hablar, hablar para muchos es sinónimo de mentir :o ... en fin, el tema es que encontré después de muchos años el librito "Historias del Buen dios" del gran Rainer María Rilke.

Rilke es uno de los poetas que admiro. De este hay dos frases que jamas olvido, una es (aunque no lo crean): "Hay que vivir trabajando" -Que fue la respuesta que dio Rodin a la pregunta de Rilke, como hay que vivir, y que cita- y la otra es el verso tan justo: "¿Quién habla de victorias? Resistir lo es todo".

El segundo hallazgo es una canción. Un malambo, el "Malambo del Hornerito". Para quien no sepa un Hornerito es un pajarito que canta muy lindo y que hace su nido de barro y paja, con la particularidad que tiene la forma de un hornito, y de ahi su nombre... como dice la cancion amasa la tierra para su casa...



Recuerdo que alguna vez escuche esta cancion cuando iba al colegio y siempre la he estado tarareando sin darme cuenta, pero no sabia nada de la canción, ni su nombre, ni quien la cantaba, ni que ritmo era. La semana pasada la encontré en Taringa! y fue maravilloso... muchos recuerdos... es impresionante como un fragmento de cancion pueda contener dentro de si misma tantos lugares, situaciones y personajes.



Sé que para ti y para mi no tiene el mismo valor, pero imagina que por un segundo vuelves a habitar un lugar que ya no existe...

0 comentarios:

Simpleza y Libertad...