Un dialogo

- Las personas más felices son las que nunca
se interesaron por esas malditas cuestiones.
Preguntar es siempre
deseo de conocer.
La preservación de las sencillas
verdades humanas requiere de misterio.
Los misterios de la felicidad,
de la muerte y del amor.

- Quizá tengas razón, pero
trata de no pensar en ello.
Pensar en ello es lo mismo
que conocer el día de tu muerte.
El desconocimiento de ese día
nos hace inmortales.

de la pelicula Solaris, Tarkovski.

1 comentarios:

Daniela dijo...

la ignorancia nos hace imparables.

:)
yo también adoro Valparaíso
(aunque más viña, ciudad natal)

Simpleza y Libertad...